domingo, 8 de noviembre de 2009

Te odio

Solo el saber que existes ya hace que te odie. Te odio por como me miras, por como me hablas, por como te preocupas. Te odio por tus ojos, por tu voz, por tu sonrisa, me duele escuchar como te ríes, me duele ver que te acuerdas de mí, que te importo. Te odio porque te has metido en mi mundo y ahora no te puedo sacar, porque antes podía vivir sin ti, porque no necesitaba verte, porque me daba igual donde estuvieras. Te odio porque me haces sentir bien y no puedo decírtelo, te odio porque enciendes mi corazón y apagas mis palabras. Te odio porque desearía no haberte conocido y porque aún así quiero conocerte mejor, te odio porque por ti lloro, por ti río, por ti siento. Te odio porque sé que no te tengo, porque sé que no me quieres, porque sé que me conoces y que sabes lo que por ti siento. Por eso te odio, porque lo sabes y no haces nada. Te odio porque no puedo decirte lo que ya sabes, te odio porque te quiero y ni aun asi quieres amarme.

1 comentario:

La perfección está en ti mismo. dijo...

Me encanta, escribes muy bien.
Un beso !